Consultoría de Negocio

La consultoría de negocio es un servicio especializado que tiene como principal objetivo ayudar a tu empresa a mejorar su productividad, rentabilidad y mejorar tus resultados.

La consultoría de negocio de Resultae proporciona soluciones, tanto en el área de estrategia como en la de operaciones y nos centramos en detectar mejoras en:

  • Procesos: cómo se desarrolla la operativa diaria de la empresa o el área.
  • Organización: cómo está organizada la empresa, cómo es la estructura, organigrama, centros de decisión, dependencias, distribución de trabajos…
  • Gestión: cómo prevén y planifican los trabajos, cómo determinan los objetivos, cómo los supervisan y cómo toman medidas correctoras o de mejora.
  • Implantación del sistema de trabajo codo a codo con nuestro cliente

¿Qué es una consultoría de negocio?

Es un análisis para realizar un diagnóstico sobre cómo funciona tu empresa.

A partir de la información obtenida, te diseñamos un proyecto para implantarlo codo a codo contigo en tu empresa  y ayudarte a mejorar tus resultados empresariales. Por eso es tan importante la consultoría de negocio.

Cuando decimos que sabemos hacer la consultoría de negocio más acertada para tu empresa, nos basamos en nuestra metodología propia y en nuestra experiencia.

Analizamos tus procesos actuales y posteriormente elaboramos la hoja de ruta con la que modelar los nuevos que emplearás a partir de tus objetivos estratégicos.

La consultoría de negocio se centra en detectar mejoras en 3 ámbitos

  • Procesos: cómo se desarrolla la operativa diaria de la empresa o el área.
  • Organización: cómo está organizada la empresa, cómo es la estructura, organigrama, centros de decisión, dependencias, distribución de trabajos…
  • Gestión: cómo prevén y planifican los trabajos, cómo determinan los objetivos, cómo los supervisan y cómo toman medidas correctoras o de mejora.

Estos tres grandes núcleos de actuación se ven apoyado por otras acciones que diagnosticamos y aplicamos en los proyectos: formaciones, requerimientos o cambios en sistemas, reuniones para consensuar departamentos…

En la consultoría de negocio hay que tener en cuenta que diseñar e implantar cualquier procedimiento, esquema, organización…: conlleva una gestión del cambio.

No es sencillo cambiar por muchos motivos, por lo que nuestro trabajo se centrará en gran parte en la gestión de este cambio en nuestros clientes. Si fallamos en el cambio, nada será implantado.

Como verás somos, por tanto, una consultoría que no sólo diseña, sino que implanta y cambia y ve los resultados del trabajo antes de marchar del cliente. Y lo ve con el cliente. Esta percepción de mejora es, para el cliente, la mejor garantía del trabajo bien hecho.

Procesos

En nuestra consultoría de negocio, el primer análisis que tenemos que hacernos del cliente es sobre sus procesos:

    • ¿Hay un método de trabajo definido?
    • ¿Se cumple?
    • ¿Se producen retrabajos?
    • ¿Hay controles intermedios?
    • ¿Se intentan solucionar los problemas en origen?
    • ¿Hay cuellos de botella en el proceso?
    • ¿El proceso cumple las expectativas del cliente?
    • ¿Se pueden reducir plazos del proceso?
    • ¿Se pueden automatizar tareas?
    • ¿Se pueden eliminar tareas?

Organización

Cuando hablamos de organización nos referimos a la estructura de recursos humanos que está implantada en la empresa de hecho o de derecho. No es solamente el organigrama, sino también, los trabajos, roles y relaciones que tienen cada puesto en la organización.

Debemos hacernos una serie de preguntas para poder comprender cómo está organizada la empresa por dentro y ver cómo repercute en su operativa:

  • ¿Están las funciones bien definidas a nivel departamental e individual? ¿Se realizan en la práctica?
  • ¿Hay desequilibrios en la distribución de la carga de trabajo?
  • ¿Hay plan de carrera definido?
  • Ambiente laboral y cultura de empresa:
    • Motivación del personal.
    • Actitud de Servicio al Cliente Externo/ interno.
    • Flexibilidad ante el Cambio.
    • Iniciativa, responsabilidad, comunicación, etc.
  • ¿Existe la flexibilidad funcional requerida para optimizar el servicio?
  • ¿Es necesario cambiar la organización para optimizar el servicio?
    • Polivalencia universal vs. especialización.
    • Responsabilidad personal sobre proceso vs. segmentación de tareas.
    • Caracterización de clientes vs. servicio impersonal.

Gestión

El sistema de gestión es la manera con la cual la organización está actuando sobre los procesos. Cuanto más eficiente sea el modelo, mejor visibilidad tendrá el cliente sobre su propio negocio, con lo que mejores decisiones podrá tomar.

Las preguntas que nos haremos para ver qué sistema de gestión tiene el cliente serán:

    • ¿Hay objetivos definidos a todos los niveles?
      • Productividad, Calidad.
      • ¿Son coherentes?
      • ¿Son ambiciosos?
    • ¿Hay una previsión del trabajo a realizar?
      • ¿Se utiliza para gestionar?
      • ¿Son fiables? ¿Se actualizan?
      • ¿Intervalos necesarios?
    • ¿Hay un dimensionamiento de los recursos necesarios?
      • ¿Se utiliza para gestionar?
      • ¿Optimiza los recursos?
      • ¿Intervalos necesarios?
      • ¿Es consistente con los objetivos?
    • ¿Se asignan las tareas de manera eficiente?
      • ¿Con suficiente antelación?
      • ¿Se basan en skills?
    • ¿Hay un seguimiento en tiempo real de la actividad?
      • ¿Hay herramientas para detectar incumplimientos de previsiones, dimensionamiento y objetivos?
      • ¿Se toman acciones correctoras en el momento?
      • ¿Los supervisores observan y evalúan el trabajo del personal operativo?
    • ¿Hay un modelo de evaluación de la actividad?
      • ¿Están definidos los indicadores clave?
      • ¿Hay informes con la periodicidad necesaria?
      • ¿Se utilizan para gestionar?
      • ¿Hay reuniones de evaluación con la frecuencia necesaria?
      • ¿Se toman acciones correctoras?
      • ¿Hay un modelo de evaluación de las personas?
      • ¿Se les da feedback?

5 beneficios de la consultoría de negocio de resultae

  1. Transforma la empresa para alcanzar las metas de la empresa.
  2. Proporciona una solución a problemas internos de la empresa desde gerencia hasta abajo.
  3. Descubre nuevas oportunidades y cómo aprovecharlas.
  4. Mejora el clima laboral e implanta una cultura organizacional.
  5. Afronta con sostenibilidad cambios importantes en un periodo corto de tiempo.

La consultoría de negocio de Resultae proporciona soluciones, tanto en el área de estrategia como en la de operaciones. Contacta con nosotros

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Texto Subrayado

¿Quieres ver tus números pasar a verde?